Image Alt

Testimonios

A. y J.

Mamá y papá de B. y L.

«Contactamos a Alejandra por nuestro primer hijo Bruno. Si bien la razón del contacto fue la imposibilidad de poner límites y brindar seguridad a nuestro hijo, con el tiempo nos dimos cuenta que todo lo que nos enseñó Alejandra y que al día de hoy aplicamos, nos cambió y mejoro para siempre la relación que ambos tenemos con Bruno. Estábamos perdidos, sin herramientas y sin poder ayudar a encauzar la energía familiar de manera positiva. Alejandra nos escuchó, nos contuvo y nos guio en el cambio. Alejandra es un ser único, el amor y generosidad con la que trabaja, es inmenso. Ya han pasado unos años del primer contacto y de tanto en tanto (incluso a la distancia) la contactamos para ajustar o refrescar lo ya aprendido»

A.G. y F.C.

Mamá y papá de Vicente

«Nuestro primer hijo, (ahora tiene 7), nos marcó el camino. Lo adoro desde que nació. Pero no sabía cómo decírselo, ni cómo demostrárselo. No era consciente de mi forma de maternar, pensé que como venía de una familia grande, la capacidad de maternar sería heredada. No podía empatizar, no lograba vincularme: estaba todo el día con él, durante los primeros cinco meses, hasta que luego tuve que dejarlo en la guardería para volver a trabajar, y eso me partió el alma. Estaba muy frustrada como madre, y muy enojada con el resto por no encontrar la solución.

Y de la guardería empezaron a llamarnos desde salita de cuatro, por problemas (que ya eran notorios) con el manejo de las frustraciones, no saber esperar a los amigos, problemas de límites, etc.

Sentía que no estaba pudiendo, pero pensé que haciendo terapia personal o de pareja nos ayudaría para orientarnos como padres…claramente no era así. Cuando ya estaba colapsada del todo (por supuesto que la relación de pareja se veía ampliamente afectada por esta frustración constante de, por ejemplo, demorar tres horas por día para que Vicente se durmiera, a pesar de que venía AGOTADO del jardín) y sumamos un psicodiagnóstico de Déficit de atención + hipersensibilidad sensorial, y en el que me recomendaron Terapia Ocupacional, finalmente llamamos a Alejandra, que llegó a nuestro hogar cuando Vicente tenía cinco años y medio. Su diagnóstico: nada de eso, sí mucha creatividad mal canalizada, problemas de límites, además de una rutina sin sentido. Sin hacerlo participar, sin detenerme en esos momentos para llenarlos con mi presencia. Y por supuesto, el tono en el que decíamos las cosas, la forma, los momentos. Nuestros días estaban llenos de «NO». Le gritábamos pensando que así haría más caso…Nada. No conseguíamos estar en armonía juntos.

Ale nos ordenó, nos dio pautas claras, de cómo recomponer la armonía que se había quebrado.

Nuestro problema más grande siempre fueron los límites, y la claridad.Tal como nos eneñó Ale, los padres deben ser UNO, esto es, que lo que uno dice, sea avalado y acompañado por el otro. Y nosotros nos la pasábamos diciendo A y B, echando culpas al frente de ellos o diciendo primero una cosa y luego haciendo otra. Nuestra palabra no tenía valor para nuestro hijo. No sabía qué hacer, porque nuestros hijos necesitan que seamos su faro, su guía: su tranquilidad está apoyada en que nosotros somos quienes le dan seguridad, cumpliendo nuestras palabras, acompañando con actos nuestros dichos.

Vicente volvió a ser el niño que siempre fue: tranquilo, súper cariñoso, alegre. Ya no necesitaba gritar para llamar la atención, ahora puede decirme lo que le pasa, lo que siente, si se siente frustrado, si está triste… Reparamos el vínculo que se había roto, y floreció en nosotros el verdadero amor, que estaba atrapado en formas antiguas y modelos obsoletos. Podemos realmente disfrutar de nuestros hijos, de mirarlos a los ojos y sentir que realmente estamos ahí para ellos, para acompañarlos, para contenerlos, para que sean las personas que realmente están destinadas a ser.

Y Ale siempre está: atenta, disponible para darnos su opinión y tirarnos los tips necesarios para volver al camino del respeto y el cuidado de la infancia.

Gracias inmensas

AG y FC»

Mamá y papá de J. y P.

«Desde que llego Ale a casa, muchas cosas cambiaron. Nos sentimos afortunados de haberle abierto las puertas de nuestra familia. Es maravilloso ver cómo con pequeños cambios en lo cotidiano, se vuelve un aporte gigante. Nos ayuda a desbloquear o mejor aún vivir de manera positiva, dinámica y ARMÓNICA lo que antes era un caos para nosotros como familia.

Nos enseña cómo criar a nuestros hijos con respeto; hacia ellos , para ellos mismo y ellos con el resto. Nos enseña los límites de manera positiva. Aprendimos a preguntar si “están listos”. Armamos reglas de convivencia y nos manejamos con alarmas.

Esto es solo algo de todo el mundo maravilloso que venimos descubriendo con Ale. Hoy ya encariñados con Ale por su enorme carisma; y su amor incondicional con el que hace su trabajo y vive 🌈❤ te queremos Ale.

S. y J.»

Gabriela y Gastón

Papás de Manuel

«Alejandra es un ser de luz! Con ella aprendimos a ordenar la rutina de nuestro hogar. Pudimos reconocer cuáles eran las situaciones que nos generaban caos así como a poner la energía en lo realmente importante.

Nos brindó infinidad de herramientas para tener una nueva mirada sobre nuestro hijo y sus necesidades. Sin dudas, su intervención en casa, nos abrió los ojos de una forma clara y precisa, sobre cómo abordar las diversas situaciones que pueden ir surgiendo en la vida de nuestro hijo. Nos ayudo a cambiar las formas de encararlas, a veces con simples tips y otras analizando cuestiones más profundas, en esta vertiginosa y maravillosa tarea que es la de ser padres. El niño es una persona en constante aprendizaje que se nutre de lo que absorbe día a día y que lo va a determinar como adulto en un futuro.

Hoy podemos decir que contamos con muchos más recursos para transitar la crianza de nuestro hijo, e ir adaptándolos para cada etapa de su vida. Queda en nosotros implementarlos siempre, aunque a veces se haga difícil, pero lo que no podemos negar seguro, es que ya fueron aprehendidos.
Nuestros más sincero agradecimiento a Ale, por siempre!»

Lucía y Bruno

Papás de Pedro (2 años)

«Somos padres primerizos y por supuesto queremos darle todo lo mejor a nuestro hijo, pero a veces la inexperiencia, la falta de tiempo, las responsabilidades, el cansancio y la hiper-conectividad entre muchas otras cosas, hacen que perdamos el rumbo. La intervención de Ale es un espacio de introspección, de aprendizaje, de pautas claras, de entrega absoluta en búsqueda de lo mejor para el niño. Los pequeños cambios del adulto, son significativos ajustes para el niño. Ayer Ale nos dio un ejemplo tan claro, “el proceso del desarrollo de cada niño es como un gran domino, a veces la información esta pero falta alguna pieza para que el movimiento continúe y avance¨ Debemos (los adultos responsables) detectar donde ha quedado un espacio entre ficha y ficha,para que el domino continúe su efecto”.
Gracias Ale! Tu aporte en el mundo infantil es clave para el desarrollo de nuestros niñ@s.»

Lorena

Mamá de Ciro

«Llega esta fecha y es momento de balances , fue un año con muchos cambios en todos los sentidos , también fue un año
Agotador con la escolaridad, pero con un muy buen final y futuro alentador , x lo menos para mi pensando en todos los logros que tuvo Ciro , sabemos que es un camino muy largo y con un final incierto , pero como vos nos enseñaste mirando la línea del tiempo para poder saber de donde empezamos y donde estamos , queríamos agradecerte infinitamente x acompañarnos siempre, x tu incondicionalidad, y x todo lo que significas ,siempre dispuesta para orientarnos y guiarnos ,para mi en lo personal fuiste y sos una persona muy importante , me escuchaste , me aceptaste y me enseñaste a aceptar y a no bajar los brazos , me enseñaste que lo doy siempre fue y será lo mejor como mamá, me sacaste muchas mochilas para poder ver el futuro más claro y poder entender de que se trata este proceso !!!

Siempre junto a nosotros , con una palabra de aliento en los momentos más difíciles ahí estas vos , con tu tono de voz tranquilizadora, acariciando el alma ! Que decirte no??? Te deseamos toda la felicidad del mundo , sos como un Ángel que apareciste hace 3 años y medio para recorrer juntos este camino, que esta navidad y año nuevo llene de paz el hogar y a los niños que en alojan , que traiga mucho amor y armonía par vos y tu familia , te queremos mucho Ale , estas dentro de nuestros corazones!!!!»

Eugenia

Mamá de Sofía (6 años)

«Cuando sofi tenía 1 año y medio todavía no caminaba y nos recomendaron ver un neurólogo para descartar cualquier problema. Nos partió el 💔 pero sin dudarlo empezamos un camino largo y difícil lleno de dudas, muchas sin respuesta…
Empezamos con certificado de discapacidad, neurólogo, terapias infinitas y maestras integradoras… un mundo desconocido para nosotros y a la vez aterrador.

Sin un claro diagnóstico probamos de todo, Bioenergia, osteopatia, medicina Antroposofica hasta que conocimos a Ale y nos cambio la vida.

En los últimos 3 meses, sofi dejó todas las terapias y nunca había visto un cambio tan grande en ella y en nosotros. No solo Sofi está evolucionando a pasos agigantados, conectando como nunca y hablando muchísimo sino que la dinámica familiar cambio rotundamente para bien 😊.

GRACIAS por todo lo que hiciste y haces por nosotros.»

Bianca

Mamá de I.

«La experiencia que tuvimos con Ale durante estos años fue única y muy especial.
Ademas de ser una gran profesional, es una persona que realmente dejo una huella imborrable en nuestras vidas.
Sus terapias ademas de ponerle mucha pasión, le pone esa gota de humanismo y empatía que hace que el nino/a en cuestión aprenda, pero disfrute a la vez en cada terapia.

Le estaremos siempre muy agradecidos a esta maravillosa profesional que ademas de haber sido la terapeuta de mi hijo, se convirtió en una persona muy especial en nuestra familia.

Gracias por siempre darnos palabras de aliento, esas que como padres, en un momento difícil, eran tan valoradas y por siempre confiar en el; y por ayudarnos a recorrer este camino tan lindo y desafiante que es la crianza!
Te queremos ale!»

Carolina

Mamá de A. (9 años)

«Por diversos problemas con mi hija acudimos a distintos psicólogos que nos daban un mismo enfoque basado en pasar más tiempo con ella, separar el tiempo con el hermano, etc. Creíamos que eso no estaba abordando lo que sentiamos era otro problema de fonde en como ella encaraba distintas situaciones.

Al encarar el proceso con Alejandra pudimos trabajar en casa en profundida nuevas habilidades que despues ella podía aplicar a cualquier otro ámbito. Además nos dió nuevas herramientas para poder manejarlo nosotros mismos las situaciones que se fuesen dando. Estamos muy contentos con el resultado para toda la familia.»

Lucía y Bruno

Papás de Pedro (2 años)

«Las intervenciones de Ale nos permiten tener una nueva mirada del mundo de nuestro hijo. Nos permiten profundizar y replantear situaciones cotidianas y simples pero que muchas veces nos desbordan. Nos permiten abrir los ojos para entender que hacemos y que no hacemos y sobre todo nos enseña algo clave y fundamental que muchas veces nos olvidamos “pensar-decir-hacer”…ser coherentes, estar aqui y ahora.
Lucia y Bruno»

Clara

Mamá de Azul (1 año y 4 meses)

«Es muy importante el acompañamiento que Alejandra nos brinda. Con ella aprendo a manejarme clara y segura con mi hija.
Práctico cada concepto con paciencia y confianza y todo se ordena en casa. Los momentos de la comida, los del juego, los del sueño, de la higiene y cambio de pañal… sus rutinas como rituales.

Me encanta aprender y comprender las necesidades y comportamientos, para acompañar con respeto cada paso de nuestra hija!
Ale viene a casa y me siento relajada porque mis dudas e inquietudes van surgiendo en una conversación muy distendida!»